Helicobacter pylori Intolerancia a la lactosa Sobrecrecimiento bacteriano Insuficiencia Pancreático Exocrina

 

SOBRECRECIMIENTO BACTERIANO

 

¿Qué es?

Es la manifestación clínica que se produce cuando en el intestino delgado hay una proliferación anormal de la flora bacteriana normal del tracto digestivo bajo.

Normalmente, existe una flora bacteriana usual que coloniza, sobre todo, el colon y ayuda a absorber determinados nutrientes y facilita la síntesis de algunas proteínas.

El sobrecrecimiento se da cuando las bacterias del colon invaden determinadas partes del intestino delgado.

 

Causas del sobrecrecimiento bacteriano

Varios procesos etiológicos pueden alterar los mecanismos que mantienen bajo el número de estas bacterias:

  • Anomalías estructurales (congénitas o quirúrgicas).
  • Trastornos que causan la disminución de la acidez gástrica.
  • Reducción de la motilidad intestinal.
  • Daño o atrofia de la mucosa intestinal.

 

Síntomas

Las manifestaciones clínicas del síndrome de sobrecrecimiento bacteriano se fundamentan en la carga bacteriana creciente que perjudica las funciones normales del sistema gastrointestinal superior.

Destacan, entre otros, los siguientes síntomas:

  • Distensión abdominal.
  • Pér­dida de peso.
  • Esteatorrea (heces oleosas).
  • Diarrea acuosa.
  • Anemia megaloblástica.
  • Signos neurológicos por déficit de vitamina B12.

 

El reconocimiento precoz y el tratamiento del síndrome de sobrecrecimiento bacteriano deben ser dirigidos con el fin de prevenir y revertir los procesos de malabsorción.

 

Tratamiento recomendado

El tratamiento habitual utilizado en los casos de sobrecrecimiento bacteriano suele ser la terapia antibiótica de amplio espectro.

El tratamiento siempre debe ser el indicado por el médico prescriptor.

 

Diagnóstico y pruebas disponibles

Existen diferentes tipos de pruebas diagnósticas:

 

  • Test de aliento para el diagnóstico del sobrecrecimiento bacteriano (GASTRO-KIT): se trata de una prueba de aliento no invasiva y fácil de realizar.  Se basa en medir la producción H2 y CH4 en el aliento tras la ingestión de un determinado sustrato (lactulosa/lactitol, glucosa), durante un tiempo determinado. La medición de CH4 se realiza porque aproximadamente el 30-40% de la población es no productora de H2 (transforman el H2 en CH4 a través de las bacterias metanogénicas).
  • Recolección de evacuaciones para corroborar la presencia de esteatorrea.
  • Radiografías del intestino delgado.
  • Biopsia de intestino delga­do.
  • Aspirado y cultivo de secreción del yeyuno proximal.

 

Bibliografía

 

  • Utilidad de la cuantificación del metano en aire espirado en la intolerancia a la lactosa y en el sobrecrecimiento bacteriano. Conchello Monleon R, Rodríguez Sanz ML, Ros Arnal I, Ros Mara L. Unidad de Gastroenterología y Nutrición Pediátrica. Hospital Miguel Servet. Zaragoza.
  • Bases físicas del test de hidrógeno. M. Fernández Bermejo. Médico Residente. Servicio de Medicina Digestiva. Hospital de la Princesa. Madrid.