Banner

La deficiencia de lactasa origina la intolerancia a la lactosa, ¿cuál son las causas?

En nuestro anterior post, os explicábamos el proceso orgánico que se desencadena en nuestro cuerpo cuando consumimos leche y productos que contienen lactosa y nos provoca una intolerancia a la lactosa. La clave, decíamos, está en la lactasa. Que la actividad de esta enzima producida en el intestino delgado sea correcta es básico, ya que la intolerancia a la lactosa se origina cuando su actividad es deficiente.

Estas deficiencias tienen unas causas que trataremos de explicar en esta nueva entrada. Lo primero que debes tener claro es que la deficiencia de lactasa puede ser congénita, primaria o adquirida, y su consecuencia es el desarrollo de una malabsorción de la lactosa.

1.       Deficiencia de lactasa congénita.

Es raro que la deficiencia de lactasa sea congénita, pero cuando se da el caso origina una pérdida completa y permanente de esta enzima en la mucosa del intestino, lo que provoca una diarrea acuosa severa con la primera ingesta de leche tras el nacimiento. Como consecuencia, hay que eliminar completamente los productos lácteos de la dieta.

2.       Deficiencia de lactasa primaria.

Lo más normal es que la deficiencia de lactasa sea primaria. Y es que, tras el destete, en la mayoría de los seres humanos disminuye o desaparece la actividad de la lactasa. Teniendo en cuenta que la alimentación del ser humano es a base de leche exclusivamente durante los primeros meses de vida, la deficiencia de lactasa primaria debería ser considerada como un mecanismo de adaptación normal en el hombre.

Esta deficiencia de lactasa primaria, que afecta a más de tres cuartas partes de la población mundial, varía mucho entre las diferentes etnias y poblaciones, variabilidad que está asociada a la costumbre cultural de tomar leche como un componente habitual de la dieta.

3.       Deficiencia de lactasa adquirida.

Finalmente, la otra causa de deficiencia de lactasa es adquirida, y se produce:

  • Bien por un daño en la mucosa intestinal que reduce la capacidad de absorción y disminuye la expresión de lactasa.
  • O bien por un incremento significativo del tránsito del yeyuno, una de las partes del intestino delgado.

Por tanto, cualquier enfermedad del intestino delgado, como la enfermedad celíaca o de Crohn, puede provocarla, si bien las infecciones o los tratamientos médicos son la causa más frecuente.

Esta deficiencia de lactasa que es temporal y reversible requiere de dieta sin lactosa hasta que la mucosa se restaure.

 

You have no rights to post comments