Banner

¿Cómo determino si soy intolerante a la fructosa?

En nuestra última entrada, hablábamos de la incidencia a la intolerancia a la lactosa, que afecta aproximadamente a un 30 por ciento de la población, de la necesidad de realizar un buen diagnóstico por parte de un médico y del test de aliento espirado de hidrógeno y metano, la prueba que nos proporciona una amplia información de lo que ocurre en nuestro aparato digestivo.

Pues bien, en esta entrada nos vamos a centrar en las afecciones gastrointestinales relacionadas con la intolerancia o la malabsorción de los azúcares. Aquí hablaremos de la intolerancia a la fructosa, y en las próximas entradas de la intolerancia al sorbitol, y el sobrecremiento bacteriano, ya que son patologías muy comunes y hay una gran confusión a la hora de determinarlas. 

De ahí la necesidad de acudir al médico, que será quien te prescribirá una prueba de test de aire espirado de hidrógeno y metano, tal y como explica nuestro Key Account Manager, Javier Arlanzón, en una entrevista publicada en la web de la clínica InterKlinic, La Cala (www.interklinic.com/es). 

¿Qué es la intolerancia a la fructosa?

Ser intolerante a la fructosa implica que en tu intestino se está generando una malabsorción de este azúcar, lo que provoca que no se absorba de manera adecuada por un déficit de la encima transportadora. La intolerancia a la fructosa indica la presencia de síntomas asociados por la malabsorción, lo que no quiere decir que, sea cual sea la cantidad de fructosa que ingieras, vaya a ser perjudicial, ya que depende de la cantidad ingerida. Por ello, se deberá valorar individualmente la cantidad de ingesta de este azúcar y la capacidad de absorción de cada paciente para determinar la dieta a seguir.

¿Qué pruebas determinarán mi intolerancia a la fructosa?

Después de analizar las diferentes pruebas que se pueden realizar a los pacientes con “enfermedades gastrointestinales” sin diagnosticar, Javier Arlanzón comenta en la citada entrevista qué pruebas resultan menos invasivas y más eficaces sin tener que intervenir de manera invasiva en el paciente.

En este caso, para diferenciar que un paciente padece de intolerancia a la fructosa y no cualquier otra enfermedad gastrointestinal hemos de realizar las pruebas pertinentes para su determinación. Cuando estudiamos la malabsorción de la fructosa o cualquier otro azúcar, lo que queremos ver es si el intestino la absorbe bien o no, y esto solo nos lo indica el test de aire espirado hidrógeno y metano, ya que la fermentación de fructosa por las bacterias genera gases no endógenos y su presencia en el organismo será el indicativo de que existe malabsorción.

Además de registrar los niveles de hidrógeno y metano de cada muestra, se deben interpretar los síntomas que se experimentan durante la realización del test, para relacionarlos con la intolerancia.

Existe otra prueba que consiste en realizar la prueba de curva de glucemia tras la administración de fructosa y/o sorbitol, si bien es menos específica  e invasiva.

¿Cómo me preparo para un test de aire espirado de hidrógeno y metano?

Se deben seguir unas pautas de preparación previas a la prueba para su correcto diagnóstico, apenas invasivas y que no afectan notablemente al desarrollo de una vida normal:

  • Mantenerse en ayuno al menos las 12 horas previas a la prueba.
  • Dieta pobre en carbohidratos fermentables durante el día anterior a la prueba.
  • No haberse sometido a enemas de limpieza, pruebas endoscópica o radiológica que requieran limpieza intestinal, a menos que hayan pasado cuatro semanas después de estos tratamientos o exámenes anteriores a la prueba debido a que altera la flora bacteriana propia del colon.
  • Recomendamos una buena higiene bucal previa a la prueba para evitar valores de H2 y CH4, altos, debidos a la flora bacteriana de la boca.

¿Cuál es el tratamiento?

Cualquier dieta debe ser individualizada y ajustarse a las necesidades reales de cada paciente, siendo el objetivo mejorar la sintomatología con la menor restricción dietética posible.

 

You have no rights to post comments

Consenso Internacional