La FEAD informa sobre causas, síntomas, diagnóstico y tratamiento de la infección por Helicobacter pylori

La Fundación Española del Aparato Digestivo (FEAD) dedica este mes de mayo a informar sobre la infección por Helicobacter pylori, una de las infecciones humanas más prevalentes que afecta aproximadamente al 60% de la población, aunque en poblaciones con nivel socioeconómico más bajo y peores condiciones sanitarias llega a ser del 80%.

La gastritis crónica o duodenitis crónica producida por la infección por la bacteria Helicobacter pylori es en la mayoría de los casos asintomática. Puede asociarse o empeorar los síntomas de dispepsia como dolor o molestia en la parte media-alta del abdomen tras las comidas, distensión abdominal y pesadez postingesta, náuseas, etc.

Algunas personas desarrollan complicaciones tales como úlceras gástricas o duodenales. Las úlceras también pueden no tener síntomas; cuando los hay, los más frecuentes son: dolor o molestia en la parte alta y central del abdomen, bajo en esternón; distensión; saciedad precoz; falta de apetito; náuseas y vómitos; oscurecimiento de las heces pudiendo llegar a ser negras como el alquitrán; las úlceras que sangran pueden causar anemia y cansancio.

Existen diferentes pruebas para poder diagnosticar la presencia de la infección por Helicobacter pylori.  Entre estas pruebas, se encuentra el test de aliento con urea marcada con carbono 13.

Accede a toda la información de interés que ofrece la FEAD sobre causas, síntomas, diagnóstico y tratamiento de la infección por Helicobacter pylori.

 

 

Consenso Internacional