¿Problemas estomacales? Quizá es ‘Helicobacter pylori’

Falta de apetito, náuseas, vómitos o sensación de tener el estómago lleno son manifestaciones que pueden aparecer en diversas enfermedades del aparato digestivo. Estos síntomas son frecuentes, de hecho el 30 por ciento de los españoles afirma que tiene problemas estomacales; sin embargo, el 40 por ciento de los pacientes no va al médico cuando presenta algunos de ellos, según informa la publicación DMedicina.

Los expertos señalan que ante estos síntomas es importante acudir al médico, ya que una de las causas de los mismos es el Helicobacter pylori, una bacteria con forma de espiral que vive en el estómago y en el duodeno (la parte del intestino que sale del estómago) y que está vinculada a la aparición de enfermedades del estómago, como la gastritis y las úlceras pépticas, y que multiplica por tres el riesgo de sufrir una úlcera gástrica y casi por veinte el de una úlcera duodenal.

El Helicobater pylori es una infección muy prevalente y la más frecuente del planeta. En España la bacteria está presente en aproximadamente el 50 por ciento de la población, aunque sólo provoca la infección en un pequeño porcentaje de los casos”, explica a DMedicina Javier Pérez Gisbert, médico especialista del aparato digestivo en el Hospital de La Princesa, en Madrid, quien insiste en que, pese a que los síntomas característicos de la infección por esta bacteria son frecuentes y leves, puede desembocar en enfermedades graves, como el cáncer gástrico.

Si el diagnóstico de Helicobacter pylori se realizase antes podríamos prevenir el 80 por ciento de los tumores gástricos. De hecho, si lo eliminamos seremos capaces de curar la gastritis, la úlcera y prevenir el cuarto tumor más frecuente y el segundo en mortalidad, el cáncer gástrico”, añade Pérez.

 

El Helicobacter pylori ¿se contagia?

La bacteria se suele adquirir en los primeros meses de vida, pero ¿cómo llega hasta el cuerpo humano? Según Pérez, esta infección es propia de los seres humanos, por lo que no se transmite de animal a persona: su contagio es de persona a persona. Los síntomas característicos son náuseas, vómitos, falta de apetito, eructos excesivos, sensación de estómago lleno, dolor abdominal (cuando la infección provoca una úlcera) y pérdida de peso inexplicable.

Respecto a las vías de transmisión, el especialista matiza que depende de los países. Puede ser por vía fecal-oral (a través del agua contaminada) u oral-oral, por los vómitos o la regurgitación de los alimentos.

“Uno de los problemas a los que nos enfrentamos es que los pacientes no acuden al médico y se automedican. Esto puede provocar que se retrase el diagnóstico, que se enmascaren enfermedades más graves y que en algunos casos lleguemos tarde a administrar el tratamiento adecuado”, advierte Pérez. “Además, pese a que inicialmente la medicación puede aliviar las molestias, no curará la infección, por lo que los síntomas serán recurrentes y la calidad de vida del paciente descenderá notablemente”.

El especialista indica que una vez diagnosticada la infección, mediante pruebas no invasivas como un test de aliento, existen tratamientos que, si el paciente cumple siguiendo las instrucciones del médico, pueden erradicar la bacteria.

 

Pylera de Allergan ofrece magníficas cifras en erradicación de la Helicobacter Pylori

Allergan ha presentado Pylera, tratamiento de primera línea para la erradicación de la Helicobacter Pylori, responsable de gastritis, úlceras pépticas y tumores gástricos, según recoge la publicación IM Médico Hospitalario

Abrió el acto Jorge Aguado Hernández, miembro del departamento médico de Allergan, alertando a la población española de que la mitad de ella misma es portadora de la bacteria Helicobacter pylori, sin saberlo en muchos casos. Aguado Hernández señaló a esta bacteria como causante de gastritis, úlceras pépticas y cánceres de estómago. Mostrándose satisfecho al poder presentar una gran novedad en gastroenterología. Con Pylera, nuevo medicamento de Allergan administrado de forma concomitante con omeprazol, es posible erradicar la bacteria, según afirmó el responsable de la farmacéutica.

El doctor Enrique Domínguez-Muñoz, del servicio de Aparato Digestivo del Hospital Universitario Santiago de Compostela; junto al doctor Javier Pérez Gisbert, del servicio de Aparato Digestivo del Hospital Universitario de La Princesa (Madrid).

El doctor Javier Pérez Gisbert, del servicio de Aparato Digestivo del Hospital Universitario de La Princesa (Madrid), confirmó que la infección por Helicobacter pylori se asocia a enfermedades del estómago y del intestino delgado. Concretamente, supone un mayor riesgo de enfermedad grave como el cáncer gástrico. Según este especialista, la presencia de infección multiplica por tres el riesgo de sufrir una úlcera gástrica y casi por veinte el de úlcera duodenal. Como síntomas, Pérez Gisbert destacó las náuseas y vómitos, la falta de apetito, los eructos excesivos, la sensación de plenitud en el estómago, el dolor abdominal (si hay úlcera) y la pérdida de peso inexplicable. En cuanto a la causa de contagio de la bacteria, el experto señaló los vómitos y reflujos que se dan de forma natural en la etapa infantil. Siendo el cauce más propicio para la propagación de la infección las vías oral-oral y oral-fecal, aunque no por mediación de la saliva.

En lo referente al diagnóstico de la infección por Helicobacter pylori, Domínguez-Muñoz citó los medios existentes para ello en la actualidad. Empezando por la prueba del aliento con urea (PAU), considerada en Europa como el mejor medio para detectar la infección. También mencionó el especialista las serologías, que detectan anticuerpos específicos anti-Helicobacter pylori, cuando la bacteria ya ha entrado en el organismo. De igual forma, ante la sospecha de problemas gástricos derivados de la bacteria, se pueden detectar antígenos bacterianos en las heces. Siendo las técnicas más concluyentes, las endoscopias con biopsia.

El doctor Enrique Domínguez-Muñoz, del servicio de Aparato Digestivo del Hospital Universitario Santiago de Compostela, fue el encargado de explicar el medicamento lanzado por Allergan. Se trata de una cápsula 3 en 1 que contiene tres sustancias: subcitrato de bismuto potasio, metronidazol y clorhidrato de tetraciclina; y que compone lo que se denomina terapia cuádruple con bismuto, al ser pautada con omeprazol. Pylera está indicado como tratamiento de primera elección de la infección por Helicobacter pylori y, en segunda opción, como tratamiento de rescate tras algún primer fracaso terapéutico previo. En un ensayo europeo aleatorizado, abierto y de Fase III, Pylera ofreció una tasa de erradicación de la bacteria del 93%, frente al grupo tratado con OCA (omeprazol, claritromicina y amoxicilina), que solo consiguió una tasa de erradicación del 68%. Esta ventaja se debió a la progresiva pérdida de eficacia que ha ido sufriendo la claritromicina, fundamentalmente por el avance de las resistencias bacterianas a los antibióticos macrólidos usados profusamente en la infancia.

En cuanto al perfil de seguridad de Pylera, los médicos ponentes en el acto dejaron claro que la composición de bismuto que se incluye en el nuevo fármaco, no ofrece ninguna traza de neurotoxicidad. Así mismo señalaron como únicos efectos adversos la diarrea, ya que los antibióticos afectan a la flora intestinal, junto a las náuseas. De la misma forma, precisaron que sólo un 1% de los participantes en los ensayos desarrollados tuvo que suspender el tratamiento por intolerancia a Pylera. Finalmente, y a una pregunta de IM Médico Hospitalario, los dos médicos invitados explicaron que, en el caso de que la infección reapareciera tras un tratamiento con Puylera, esto podría deberse a que quedó alguna bacteria residual (acantonada) o a que se produjo una infección nueva, siendo procedente repetir el tratamiento únicamente en el segundo de los casos.

El arma secreta de la Helicobacter pylori ha sido descubierta

"Un grupo de investigadores ha identificado el mecanismo molecular que esta bacteria utiliza para adherirse a la pared estomacal y evadir así el intento de eliminación del organismo."

La Helicobacter pylori (H. pylori), descubierta en 1982, es una bacteria que cansa trastornos como la dispepsia, la úlcera péptica y el cáncer de estómago. Se estima que esta bacteria está presente en una de cada dos personas pero aún así, muchos no manifiestan ningún síntoma.

A través de mecanismos de adaptación evolutiva, la H. pylori es capaz de engañar la acción antiséptica del ácido gástrico y se esconde en la gruesa capa mucosa resistente al ácido que se encuentra en la pared estomacal. No obstante, investigadores de la School of Pharmacy, de la universidad de Nottingham y AstraZeneca R&D, han conseguido identificar el mecanismo molecular de la proteína de adhesión que H. pylori utiliza para esconderse.

Gracias a técnicas de imagen muy potentes, los científicos han estudiado a escala atómica las interacciones entre la proteína de adhesión BabA y los componentes de la mucosa gástrica. Descubrieron justo en la superficie de la proteína BabA un componente que permite la adhesión a la mucosa estomacal a través de enlaces de hidrógeno (el mismo tipo de interacciones que mantiene las moléculas de agua juntas).

                                                                                                                                                                                                                                 Leer noticia completa>

Nuevas pautas terapéuticas se enfrentan a un 'H. pylori' cada vez más resistente

Diseñan esquemas farmacológicos para sortear las limitaciones de algunos antibióticos. Investigan la presencia del microorganismo en relación con la microbiota gástrica.

El tratamiento convencional de la infección por Helicobacter pylori -un inhibidor de la bomba de protones y los antibióticos amoxicilina y claritromicina- ve mermada su eficacia por la resistencia a claritromicina, que aumenta en todo el mundo. Ante esa situación, se han propuesto otros esquemas terapéuticos, que mejoran las tasas de erradicación del microorganismo resistente, y que se han abordado en el XXVIII Curso de Avances en Antibioterapia, coordinado por Laura Cardeñoso, jefa del Servicio de Microbiología del Hospital Universitario de La Princesa (Madrid).

En concreto, explica a DM Laura Llorca, microbióloga del referido centro, "se emplea una cuádruple terapia con bismuto, además del inhibidor de bomba de protones, metronidazol y tetraciclina, pero hay más opciones, como la terapia secuencial, la concomitante y la híbrida".

Leer noticia completa>

 

Tres de cada diez españoles tienen problemas para digerir adecuadamente la lactosa

La lactosa es un tipo de azúcar presente de manera natural en la leche, compuesto por glucosa y galactosa. Si bien la mayoría de las personas puede asimilarla de manera normal, para otras la presencia de lactosa en los alimentos puede llegar a comprometer gravemente su bienestar. No es un problema aislado: según las estimaciones de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), hasta un 34% de los españoles tiene dificultades a la hora de digerir correctamente este componente natural de la leche.

Leer noticia completa>

¿Cómo afecta la lactosa de los medicamentos a los intolerantes?

¿Cómo afecta la lactosa de los medicamentos a los intolerantes?

En torno al 20% de los fármacos más comunes contiene este excipiente

Los expertos señalan que la cantidad es muy baja y, en principio, no tendría efecto en la mayoría de los intolerantes a la lactosa

Las alternativas son escasas entre los anticonceptivos, antibióticos y antidepresivos

Se puede pedir al médico que recete un suplemento de lactasa intestinal para evitar los efectos de no absorber los azúcares de la leche

Leer noticia completa>

Actualidad de Helicobacter pylori

Hace dos décadas ningún médico hubiera respondido en un examen que la úlcera gastroduodenal podía tener una etiología infecciosa. Barry Marshall (biopatólogo) y Robin Warren (gastroenterólogo) descubrieron en 1982 un bacilo gramnegativo, Helicobacter pylori (HP), que se adquiría en la infancia y que puede causar gastritis crónica (GC) y úlcera gástrica (UG) y asociarse a linfoma de células B de la zona marginal de tejido linfoide o linfoma MALT. Un 10-20% de los infectados por HP desarrolla una UG y un 1% presentará complicaciones como hemorragia o perforación. La prevalencia de la infección varía; en España, se sitúa en el 53-60,3% de la población adulta.

Leer noticia completa>

Cuidar del "desconocido" pancreas


Más de 30.000 personas son diagnosticadas cada año en España de una enfermedad relacionada con el páncreas. Este órgano, situado detrás del estómago, se encarga de producir las enzimas necesarias para absorber y asimilar los nutrientes de los alimentos y además de regular los niveles de azúcar en sangre.    De los más de 30.000 nuevos pacientes diagnosticados de enfermedades de páncreas al año en el país, unos 25.000 corresponden a casos de pancreatitis aguda, 2.000 a pacientes con pancreatitis crónica y 6000 nuevos casos de cáncer de pancreas.

Leer noticia completa>

Expertos recomiendan la ingesta de yogur en personas con mala digestión de la lactosa

La ingesta de yogur mejora la digestión de la lactosa en individuos con intolerancia a la misma, pero se hace necesario proporcionar pautas específicas y asesorar a este colectivo respecto al consumo de este producto, valorando cada caso de forma individualizada, según ha señalado la profesora Titular de Nutrición y Directora del Departamento de Nutrición y Bromatología de la Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid, Ana M. López Sobalerm, durante el XVI Foro Nacional de la Asociación de Enfermeras de Nutrición y Dietética (ADENYD).

Leer noticia completa >

Jóvenes chilenos en concurso internacional por idea contra la intolerancia a la lactosa

Novalact es el proyecto de tres veinteañeros que fue preseleccionado y por el cual se podrá votar hasta este 1 de octubre para que pasen a la final. En 24Horas.cl conversamos con uno de sus fundadores y te contamos de esta innovador emprendimiento. 

Leer noticia completa >