Helicobacter pylori Intolerancia a la lactosa Sobrecrecimiento bacteriano Insuficiencia Pancreático Exocrina

 

INTOLERANCIA A LA LACTOSA

 

¿Qué es?

La intolerancia a la lactosa es una afección intestinal debida a que el organismo produce poca o ninguna cantidad de la enzima lactasa, que es la encargada de romper la lactosa (azúcar natural de la leche) y separarla en los monosacáridos constituyentes (glucosa y galactosa son los más comunes).

De esta forma, cuando la ausencia de lactasa impide al organismo asimilar la lactosa, se produce un cuadro clínico representativo.

 

Síntomas

Los síntomas más frecuentes asociados a la intolerancia a la lactosa son:

 

Tipos de intolerancia a la lactosa

 

Tratamiento recomendado

Para las personas con este tipo de intolerancia, es muy recomendable la toma de productos sin lactosa o bajos en lactosa. De este modo sus molestias se reducirán en gran medida.

También se recomienda la terapia de sustitución de lactosa.

 

Diagnóstico

Existen 3 técnicas utilizadas para la detección de esta patología:

 

 

La intolerancia a la lactosa no debe confundirse con alergia a los componentes de la leche. Este último caso suele producir manifestaciones cutáneas y respiratorias ya que se trata de una alergia (sistema inmunológico).

 

Bibliografía